Colecciones Artísticas

Descubre nuestras Colecciones Artísticas y Tecnológicas, cientos de obras de diversos periodos y formatos: pintura, escultura, fotografía... Y una nueva y revolucionaria manera de acceder a ellas, mediante el Kaleidoscopio.

Buscador


Inicios de la colección


En sus inicios, la Colección de Arte de Telefónica surge como respuesta al deseo de la Compañía.

Fotografía contemporánea


La Colección de Fotografía Contemporánea de Telefónica comienza a gestarse en el año 2002.

Cubismo


Constituida en torno a la contextualización de la obra de Juan Gris.

Obra en papel: TELOS


La Colección Telos nace en el año 85.

Pintura: Figuración Renovadora


Con el compromiso constante de contribuir al conocimiento y desarrollo de nuestra cultura.

GLEIZES, Albert > Composition


Fecha:
1922

Técnica y soporte:
Óleo sobre lienzo

Medidas:
81 x 64,5 cm

Lugar y fechas del autor :
París, Francia, 8/12/1881 -- Aviñón, Francia, 23/06/1953


Descripción

En 1922 Gleizes publica un importante ensayo sobre la pintura postcubista, La Peinture et ses lois: Ce qui devait sortir duCubisme. El tratado intenta establecer principios generales y leyes universales de la creación pictórica que tendrían su equivalente en una nueva forma de organización social colectiva, y expone su preocupación por la función social del arte. Se ocupa también de dos categorías que consideraba esenciales: el espacio y el ritmo. Para Gleizes, el movimiento -la interrelación de tiempo y espacio- se experimenta en la mente del espectador y es una función de la consciencia humana, más allá de la semejanza física. Con este fin desarrolla una teoría de la translación y la rotación en la pintura en la que subraya los efectos del espacio y el movimiento cuando una figura básica -por ejemplo, una serie de rectángulos contenidos en la figura rectangular del lienzo- se repite y cambia la orientación de su eje, lo que produce una sensación de movimiento y progresión temporal. Composition, de 1922, es un ejemplo perfecto del nuevo enfoque del artista. Aunque los contornos curvados de la figura central sugieren una guitarra que rota en el espacio, los temas reales del cuadro son la interrelación de tiempo y espacio. Una serie de planos rectangulares se alinean con los bordes del lienzo que actúan como marco, creando así un ritmo lento que se extiende desde la periferia hasta el centro y viceversa. La obra, como suele ser habitual en la pintura de Gleizes, destaca por su viveza cromática.